Libros en el aula y en la vida.

Ando haciendo el curso “Educación digital del futuro” de Miriada X (otro día os hablo de esto). En el primer módulo nos piden que hagamos esta reflexión:

Reflexión personal sobre cómo ve el uso del libro en general y cómo ve el uso del libro en la educación en particular, a causa de las transformaciones que se están produciendo en la forma de transmitir el conocimiento.

Personalmente lo que más me atrae de un libro es su capacidad de fomentar mi imaginación. Para ponerle cara a los personajes, decorar las ciudades y colorear al cielo. También incita a mi ansia de saber, qué pasará, qué viene después, y mi autocontrol para no leer la última página. De los libros admiro la forma de llevarme a través de una historia, de construirla sobre detalles.

Creo que el libro en general sigue teniendo un papel importante para que esa forma de ejercitar y disfrutar de nuestra imaginación y memoria no se oxide. Ya que luego la necesitamos y utilizamos para formar otros recuerdos y conocimientos en nuestra cabeza. Como cuando alguien nos intenta contar como es la ciudad que ha visitado en vacaciones. Además de darnos las herramientas para saber construir historias y transmitir sensaciones.

Cuando hablamos del libro en la educación para mi también tiene estos ingredientes. Me gusta como intenta acercarse a mi forma de razonar y de mirar el mundo -como hay distintas  formas de pensar y entender el mundo no hay un único libro de cada tema-.

Por ello creo que ha sido durante tanto tiempo la base de nuestro método educativo. Y creo que todavía tiene un papel en él, pero sin aduda nuestro mundo va evolucionando y también nuestros métodos educativos tienen que hacerlo. Pero ahora tenemos otros tiempos (de reloj) y formas de trabajar. Ahora queremos poder buscar un dato concreto que leímos, o buscar la fórmula de Bernoulli. Para eso un libro de papel tradicional comparado con buscar en Google o utilizar el buscador dentro del archivo digital es más lento sin duda. Además de implicar que cada vez que quiera consultar la fórmula tendré que tener el libro literalmente a mano.

Por otro lado, se toma un libro de texto como un “porque lo pone aquí” sin tener un espacio real de participación del alumno en el proceso de aprendizaje. Y esto es algo que tanto como alumna como como profesora me resulta “incómodo” y poco educativo y constructivo. Así que estoy de acuerdo en el uso del libro en la educación siempre y cuando se apoye o sea en sí mismo un elemento navegable y participativo. Realmente veo el libro como un lugar donde estructurar un conocimiento, donde consultar que va detrás de qué, y donde consultar y poder leer para que todo lo demás tome una forma concreta en mi memoria. Pero necesito más, necesito hablar sobre esos conocimientos, necesito descubrir por mi misma que significan los conceptos que son nuevos para mi, quiero preguntar a google para que se usa eso. Una clase solo basada en seguir un libro de texto (o apuntes del profesor) me aburre y mata mi imaginación, mis ganas de descubrir, de aprender y de enseñar.

¿Cuál es vuestra opinión?

 

Enlaces relacionados:

Mi experiencia contada en el blog de Miriada X

Anuncios
Acerca de

Profesora que tiene mucho por Desaprender. Ingeniera de la Nada que busca la fórmula para estar en el Norte y el Sur a la vez. En proceso de reciclaje.

Tagged with: , , ,
Publicado en Docencia
One comment on “Libros en el aula y en la vida.

Charlemos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce mail y todas las novedades comodamente en tu bandeja de entrada.

Licencia Creative Commons
A %d blogueros les gusta esto: